@colectivorizoma_

¿Qué consecuencias trae para la creatividad el exceso de información? Frente a un efecto asfixiante, el creador debe “resistir a la estandarización del imaginario fabricando circuitos y modos de intercambio entre los signos, las formas y los modos de vida”. 

Somos un colectivo capaz de producir raíces sobre cualquier tipo de superficie a medida que avanzamos. “Ser rizomático”, “hacer rizoma” es poner en escena las propias raíces en contextos y formatos heterogéneos, como son la fotografía analógica y su exposición relacional. 

Los rasgos que definen nuestro arte son “el presente, la experiencia, lo relativo, lo fluido”. El presente, por el deseo por el hoy como principio; la experiencia porque ser moderno es aprovechar la ocasión, es aventurarse, no conformarse con la tradición; lo fluido porque es preciso practicar un relativismo integral. 

Inventamos recorridos entre los signos: como semionautas, ponemos las formas en movimiento, inventamos a través de ellas y con ellas trayectos por los que nos elaboramos como sujetos al mismo tiempo que constituimos un corpus de obras.

Al hablar de relacional nombramos un conjunto de prácticas artísticas que toman como punto de partida teórico y práctico el conjunto de las relaciones humanas y su contexto social, más que un espacio autónomo y privativo. Lo relacional tiene la particularidad de poner en escena territorios existenciales, por lo cual la exposición directa de un comportamiento resulta su materia prima. De este modo, se desterritorializa nuestra percepción cotidiana, y se la activa para que descubramos la red de relaciones en la que nos movemos. 

Construimos intersticios que se definen en relación con la alienación reinante. No buscamos representar utopías, sino construir espacios concretos.