Montajes poéticos

Poetas argentinas en el extranjero: María Ester Alonso Morales

De «Entre dos orillas»

Flores transplantadas

 

Migrar

perder el hogar

 

transplantar una flor

echar raíces

en suelo nuevo

 

flores transplantadas

 

cuánto esperar

para crecer

Umgetopfte Blumen

Auswandern

Zuhause verlieren

 

Blumen umzutopfen

Wurzel zu schlagen

auf neuem Boden

 

umgetopfte Blumen

 

Wie lange warten

um zu wachsen

Entre dos orillas – Zwichen zwei Ufern, pág. 22 – 23, La Plata, 2015, Libros de la Talita dorada, Colección Los detectives salvajes, reescritura 2021. Traducción: Erk Werner

Lo mejor de dos mundos

 

Tienen ojos increíbles

la mirada del norte

la mirada del sur

 

miles de kilómetros

recorridos

 

aprendieron a amar

en dos idiomas

 

Ich liebe dich, sí!

¡Te quiero mucho, ja!

 

son ancla

esperanza

 

lo mejor de

dos mundos

Das Beste aus zwei Welten

Sie haben unglaubliche Augen  

der Blick des Nordens  

der Blick des Südens  

 

tausendende 

 Kilometer zurückgelegt  

  

haben es gelernt  

in zwei Sprachen zu lieben 

 

Ich liebe dich, sí! 

¡Te quiero mucho, ja! 

 

sind Anker 

Hoffnung 

 

das Beste aus 

zwei Welten 

Entre dos orillas  – Zwichen zwei Ufern, pág. 90  91, La Plata, 2015, Libros de la Talita dorada, Colección Los detectives salvajes, reescritura 2021. Traducción: Erk Werner 

De «Estirpe de navegantes»

Lunes 9 de marzo  

 

Mariposas monarcas migran cada otoño 

desde Canadá a México en busca de calor y humedad. 

 

Un solo viaje — de ida y vuelta— en su corta vida,  

para aparearse, reproducirse. 

 

Mariposas migrantes y mujeres mariposas vuelan ligeras,  

vuelan lejos para amar.  

 

Besos y caricias de mariposas no se olvidan.

Luns 9 de marzo 

 

Bolboretas monarcas migran cada outono 

desde Canadá a México en busca de calor e humidade. 

 

Unha soa viaxe — de ida e volta— na súa corta vida, 

para aparearse, reproducirse.  

 

Bolboretas migrantes e mulleres bolboretas voan lixeiras, 

voan lonxe para amar. 

 

Bicos e caricias de bolboretas non se esquecen.  

Estirpe de navegantes, bitácora poética, Galicia, 2016, Pág. 76 – 77, Editorial Novas do Eixo Atlántico. Traducción: Montserrat Rodríguez Álvarez. 

Lunes 16 de marzo 

 

Nos hemos despojado de nuestra antigua piel 

 y nos ha crecido una nueva. 

 

Lucimos con orgullo nuestras cicatrices,  

marcas de batallas.  

 

En el camino nos hemos fortalecido,  

somos más viejas, más sabias.  

 

Vamos atentas, despiertas, sigilosas.  

 

A veces nos acompaña la tristeza,  

la nostalgia de todo lo perdido  

 

Pero cuidadito con nosotras,  

con no tomarnos en serio,  

con menospreciarnos,

con subestimarnos.  

 

Somos mujeres, madres, migrantes. 

Luns 16 de marzo  

 

Despoxámonos da nosa antiga pel

e medrounos unha nova.  

Lucimos con orgullo as nosas cicatrices,

sinais de batallas.  

 

No camiño fomos fortalecéndonos,

somos máis vellas, máis sabias.  

Imos atentas, espertas, sixilosas.  

 

Ás veces acompáñanos a tristura,

a morriña de todo o perdido  

 

Pero cuidadiño con nós,

con non tomarnos en serio,

con menosprezarnos, 

con subestimarnos.  

Somos mulleres, nais, migrantes.  

Estirpe de navegantes, bitácora poética, Galicia, 2016, Pág. 80  81, Editorial Novas do Eixo Atlántico. Traducción: Montserrat Rodríguez Álvarez. 

Martes 21 de julio  

Quiero volver  

¿adónde?, 

¿al pasado?  

 

Nada es igual,  

todo ha cambiado.  

 

Sigo navegando.  

Martes 21 de xullo  

Quero voltar  

A onde?

ao pasado?  

 

Nada é igual, 

todo cambiou. 

 

Sigo navegando. 

Estirpe de navegantes, bitácora poética, Galicia, 2016, Pág. 104  105, Editorial Novas do Eixo Atlántico. Traducción: Montserrat Rodríguez Álvarez. 

De «Corazones oprimidos»

Trapecistas en el aire  

 

Hay un momento 

en que las trapecistas  

quedamos en el aire. 

 

Damos un salto 

una voltereta 

un doble giro mortal 

 

suspendidas en el cielo  

esperamos encontrar  

unas manos para continuar.  

 

Unos instantes respiramos:  

todo saldrá bien.  

Aplauso y ovación. 

Trapezkünstler in der Luft  

 

Es gibt einen Moment 

in dem wir Trapezkünstler  

in der Luft stehen bleiben.  

 

Wir machen einen Sprung  

einen Überschlag 

einen doppelten Salto Mortale  

 

schwebend am Himmel 

warten wir darauf  

Hände zu finden 

um weiterzumachen.  

 

Einige Momente lang atmen wir:

alles wird gut gehen.  

Applaus und Ovation.  

Corazones oprimidos – Unterdrückte Herzen, La Plata, 2018, Pág. 59 – 60, Eidtorial Pixel. Traducción: Christine Lobermayer.   

Cuando el corazón rechifla  

 

Una se acostumbra al desamor  

mendigando una gota de cariño.  

 

Animal sediento se acerca al grifo  

lengüeteando con desesperación.  

 

Una se acostumbra a casi todo 

 hasta que el corazón 

rechifla un no va más.  

Wenn das Herz auspfeift  

 

Eine gewöhnt sich an die Lieblosigkeit daran,  

um einen Tropfen Zärtlichkeit zu betteln. 

 

Durstiges Tier, das sich dem Wasserhahn nähert  

verzweifelt mit der Zunge leckend. 

 

Eine gewöhnt sich an beinahe alles bis schließlich das Herz 

ein “es geht nicht mehr” abpfeift.  

Corazones oprimidos – Unterdrückte Herzen, La Plata, 2018, Pág. 68 – 69, Eidtorial Pixel. Traducción: Christine Lobermayer.  

De «Hermanatria»

Escaleras siniestras  

 

Siempre les tuve miedo,  

sensación de caer al vacío  

o en un sueño profundo 

o que me coman un pie  

con sus dientes de hierro.  

 

Desde chica les temo, 

las esquivo cuando puedo,  

en las estaciones, 

en los aeropuertos.  

 

Allá de donde vengo 

no hay escaleras siniestras  

que esconden el horizonte,  

sólo tierra firme reseca  

por el sol y por el viento.  

Hermanatria, La Plata, 2020, Pág. 23, Eidotrial Pixel. 

El tintinear de fondo  

 

Subes en Schlump 

aferrado a tu carro, 

la espalda encorvada por la vida,  

llevás enganchada la bolsa del ALDI  

repleta de botellas vacías.  

 

Te sentás  

mientras mirás 

a una madre 

con su hijo en brazos. 

 

Lentes empañados,  

calor, humedad, 

con un pañuelo sucio  

intentás limpiarlos.  

 

Bajás en St. Pauli 

te acompaño hasta la salida 

te vas alejando por la Reeperbahn  

con el tintinear de fondo, 

llueve sobre Hamburgo.

Hermanatria, La Plata, 2020, Pág. 34, Editorial Pixel. 

El velo gri 

 

El velo gris 

cubriendo tu pelo, 

ojos remarcados de negro, 

de dónde venís mujer, 

qué historias cuentan tus arrugas 

y las marcas en tus brazos, 

qué escondés debajo de las mangas. 

 

Cada día nos vemos en la U-Bahn, 

a veces bostezás, dormitás. 

Nos miramos 

y nada nos decimos. 

 

Me bajo 

y vos seguís tu camino. 

Vos sos otra yo. 

Yo soy otra vos. 

Hermanatria, La Plata, 2020, Pág. 33, Editorial Pixel. 

Biografía de la autora 

María Ester Alonso Morales (Argentina, 1974) es abogada y activista de Derechos Humanos. Recibió el primer premio del Certamen Literario El Butacón (Hamburgo, 2013). 

Publicó los poemarios Entre dos orillas – Zwischen zwei Ufern (La Plata, 2015), Estirpe de Navegantes – Bitácora poética (Galizia, 2016) y Corazones oprimidos – Unterdrückte Herzen (La Plata, 2018), Hermanatria – junto con Alejandra Szir – (La Plata, 2020). Participó de la Antología La Plata Spoon River (La Plata, 2014). Sus poemas han sido traducidos al alemán y gallego. Reside en Hamburgo, Alemania.